domingo, 17 de junio de 2018

Ruteando por sierra de Gata



Domingo y calor. Hay que madrugar y probar lugares frescos. Sierra de Gata es un lugar que solo conozco por encima y desde el coche. Así que salimos de Hinojal a las 7:00 y allá que nos vamos José y David, y el amigo Ignacio se acerca en coche desde Valverde a Cilleros y nos sale al encuentro. De acuerdo con el viento y con la supervisión de Ignacio, perfecto conocedor de la zona, he diseñado un recorrido circular desde Moraleja pasando por Cilleros, San Martín de Trevejo, Eljas, Valverde del Fresno, Navasfrías y el Payo para bajar por el Puerto de Perales por Perales del Puerto hasta Moraleja. Algo más de 100 km con cerca de 1.900 m de subida acumulada. Como puerto propiamente dicho subimos Navasfrías desde Valverde (arriba indica Puerto Viejo) pero no hay casi zona llana. Es un constante sube y baja entre paisajes espectaculares y naturaleza exuberante; bosques de robles y castaño, arroyos frescos y cristalinos, curiosas moles de granito, y preciosos pueblos blancos encaramados a los montes en equilibrio casi imposible. Y coronando todo ello como un mudo vigilante se alza majestuoso y desafiante el Jálama con sus 1,487 m.s.n.m.
Hemos recordado algunos lugares que recorrimos con la Serragatina en la pasada primavera, como el castillo de Trevejo, el pueblo de San Martín de Trevejo o las empinadísimas calles de Eljas... A la salida de Villamiel y procedente de El Payo, nos ha salido al encuentro Félix, un ganadero amigo de Ignacio que nos ha acompañado hasta su pueblo. Y eso que ha tenido que madrugar para atender una vaca que estaba de parto por el monte!!
Subiendo a Navasfrías con Eljas al fondo

David o.... Frrome??
Siendo cronológicamente ordenados, diré que arrancamos en Moraleja a las 8:00 siguiendo el plan establecido. Unos pocos km después nos hemos cruzado con Ignacio y enseguida hemos empezado el empinado ascenso hacia Villamiel primero y San Martín después. Precisamente poco antes de Villamiel David ha tenido un problemilla mecánico que hemos resuelto con la multillave en unos minutos mientras el calor empezaba poco a poco a dejarse notar. La salida de este pueblo nos ha permitido disfrutar de un magnífico bosque de roble y castaño donde la temperatura ha vuelto a bajar haciendo el tránsito sumamente agradable. Enseguida hemos comenzado un rapidísimo descenso hasta San Martín, pueblo que rodeamos casi sin entrar por lo que no hemos contemplado el agua fresca y limpia corriendo por sus calles mediante un sistema de canales centrales. Siempre entre toboganes arriba y abajo nos presentamos en Eljas, precioso pueblo colgado en la ladera de la montaña y de calles empinadísimas que -afortunadamente- también hemos dejado a un lado.

En lugar de por la carretera general Ignacio nos ha llevado hasta Valverde por un camino muy poco frecuentado y hemos recorrido -ahora sí- algunas de sus empedradas calles antes de parar a refrescarnos en la "cascada" que ya nos mostró a Tere y a mí en la visita que le hicimos en marzo. Desde ahí comienza puerto. casi 12 km de subida con pendientes de hasta el 7-8% pero muy expuesto y con viento frontal en numerosos tramos. Las vistas son espectaculares porque el trazado zigzaguea a derecha e izquierda y resulta visible desde lejos, desde abajo, desde arriba... Una gozada a pesar del esfuerzo. Una vez coronado salimos de Extremadura para adentrarnos en Castilla y León -provincia de Salamanca - y la temperatura experimenta una bajada notable. Tras un breve descenso nos presentamos en Navasfrías y nos obsequiamos con un bocadillo y refresco para reponer fuerzas.

Hasta el Payo nos esperan varios repechos más que notables donde Félix aprieta de lo suyo.... Cómo se nota que los conoce jaja.... Una vez en la entrada nos despedimos y tomamos rumbo a la cima de Puerto Perales donde volvemos a entrar en la provincia de Cáceres. El descenso de este puerto (unos 10 km) es para vivirlo. Hay algunos tramos de 9,5% con unas rectas largas y curvas muy abiertas y piso excelente. Hemos rozado los 80 km/h sin dar un solo pedal. Dice Ignacio que cuando sopla a favor hay que tirar de freno porque te lleva por encima de los 90.... uf...!!!

Lo que sí se nota y mucho es el calor. De repente empieza a calentarse el aire y notas que entras en la sauna... Paramos brevemente en el pueblo de Perales del Puerto donde Ignacio se dirigirá hacia Cilleros para coger su coche, y nosotros tres proseguimos a Moraleja en terreno descendente con algún repecho sin mayor novedad. Baste decir que el segmento de 10 km lo hemos cubierto a 39,8 km/h de media...

Una salida de lujo y más contando con guías de la zona. Desde aquí les agradecemos su compañía y esperamos verles de nuevo. Jálama nos espera....
Castillo de Trevejo tras nosotros 
Imagen para el recuerdo

Bosques sobre Villamiel

Coronando desde Valverde
Cascada de Valverde
Villamiel
Alto del puerto Perales y límite provincia y comunidad autónoma


lunes, 4 de junio de 2018

BTT Trilhos do Lobo


Ignacio de Valverde del Fresno nos avisó hace algunas semanas de esta marcha en tierras portuguesas. No podíamos dejar de probar a rodar por los "trilhos" o senderos del país vecino y, junto a Tere y Bego, José y yo preparamos una excursión de fin de semana. Cualquier excusa es buena para hacer turismo y ésta además nos ha permitido conocer una zona de Portugal tan próxima como sorprendente y hermosa. El sábado a media mañana arrancamos y a través de Gata llegamos a la frontera por Navasfrías (provincia de Salamanca). Carreteras de montaña solitarias y reviradas pero en medio de un atractivo paisajístico innegable con un verde brillante poco habitual por los llanos de Cáceres. Montes de granito cuajados de bosque de roble con algún tímido pinar, abundantes pastos y monte bajo donde las escobas adquieren un tamaño formidable... Sorprendente y agradable a la vista, Portugal nos ha mostrado otra cara que la que conocimos el año pasado en el viaje a Lisboa.
Elegimos como punto de alojamiento la localidad de Sabugal. Está cerca de Penalobo, pueblo en el que se celebra la marcha. Pertenece al distrito de Guarda a orillas del río Coa, y ha crecido en torno al castillo y recinto amurallado de la época medieval. Bajo la muralla del castillo se encuentran unas casas rurales "Palheiros do Castelo" o "pajares del castillo" antiguas como el mismo y restauradas para su alquiler. El lugar nos ha fascinado con sus calles empedradas y sus edificios de mampostería y piedra que te transportan a épocas pasadas.
Castillo de Sabugal


Anochecer en Sabugal
Visitamos durante la tarde el pueblo de Sortelha, de apenas 450 habitantes y que tiene un imponente conjunto arquitectónico medieval en torno al desafiante castillo erigido sobre unos gigantescos bloques de granito en equilibrio sorprendente. Sus pequeñas casas de piedra de diminutas puertas y mínimos ventanales vuelven a llevarnos siglos atrás solo con observarles. Se celebraba una suerte de mercado medieval con mimos, artesanos, juegos y... música electrónica "dando la nota". Disfrutamos de un refresco en la terraza del castillo que domina el conjunto y el valle sobre el que se levanta.
Entrada al recinto de Sortelha

Sortelha y su imponente castillo
Ya el domingo nos desplazamos a Penalobo y a las 8:30 (hora portuguesa, 9:30 en España) arrancamos en cabeza con Ignacio que se las sabe todas. Un circuito de 5 km en torno al pueblo y luego otros 43 subiendo y bajando entre los abundantes aerogeneradores y recorriendo parajes increíbles: prados, bosques, arroyos, peñas de granito, pistas, y algo de asfalto para conectar diferentes tramos. Un recorrido muy bien trazado y señalizado. Lo que no impidió que varios nos diéramos una vuelta extra al inicio y cogiéramos por detrás a Ignacio y poco después a José. Inexplicable hasta que en casa -gracias a las modernas herramientas- Strava y los Flybys nos han permitido entender el punto y motivo del error. Hay que decir que el track de la organización no funcionó en mi Garmin y hube de reiniciarlo a los 7 km, razón por la que hay dos actividades en lugar de la completa. Y que haya recorrido 5 km más que el resto de participantes, jaja...
Con Ignacio en la salida
Pedazo base del molino
Llegando a lo más alto del recorrido
Descenso entre granito
Un tramo cómodo
De aquellos molinos venimos...
Avituallamiento
Llegando a Penalobo
Al finalizar disfrutamos los cuatro de una comida a base de jabalí guisado, ensalada y postre. La verdad es que el pueblo se vuelca en la organización. Excelente.
Un lugar para repetir. Las fotos que he subido no hacen justicia a lo bien que lo hemos pasado.

domingo, 13 de mayo de 2018

Ruta BTT con la grupeta de Alfonso de Ciclos Rueda

Pantalán junto a la ermita
El amigo Alfonso y yo ya teníamos ganas de coincidir fuera de las marchas, y este domingo ha venido a Talaván con sus colegas para seguir una ruta de Wikiloc y que -salvo un corto tramo- ya he realizado varias veces. La mañana ha amanecido fresca: temperatura de 7ºC  y un viento norte de 14 km/h que ha resultado frío y molesto toda la jornada. He salido del pueblo a las 8:30 y a las 9:00 nos hemos reunido en el kiosco de la plaza para dar comienzo a la ruta. Otro Alfonso, Paco, Miguel, Juan y Alejandro han completado el grupo de 7 que hemos arrancado hacia el Cordel para llegar al Sotillo y desde allí -el tramo que no conocía- recto a la EX390 en lugar de por Casa Gonzalo y el Matón. Tras cruzar la carretera enseguida se juntan ambos recorridos y ya vamos girando al E y luego al N para volver a la EX390 pasado el cruce de Serradilla. Aprovechamos un viejo tramo de carretera en desuso para comer algo y charlar sobre el recorrido. De allí seguimos por carretera al cruce para buscar el desvío a la Rodeznera y retornar al Cordel. Una vez en Talaván hemos ido hasta la Virgen del Río donde hemos disfrutado del espléndido paisaje subidos en el pantalán. Un piscolabis en el kiosco del pueblo y me he vuelto a casa por la carretera. Me decían de llevarme en los coches pero quería andar un poco más. Justo me han salido 75 km (menos de la mitad de los dos últimos sábados jeje.....).
Una mañana entretenida con unos nuevos y estupendos colegas con los que seguro haremos alguna ruta más.
Os dejo algunas fotos y el video de YouTube



Rodando por el Cordel

Hacia el cruce de Serradilla

Duras rampas desde el Tajo

Alfonso y al fondo la Virgen del Rio

sábado, 28 de abril de 2018

Portugal por Alcántara



Hace tiempo que tenía ganas de pedalear en Portugal. La frontera está relativamente próxima de la vuelta al embalse de Alcántara pero alarga bastante la excursión. Como hoy Jose trabaja y Teo no ha dicho nada de salir, me he animado a llegarme hasta Segura. El aire venía del oeste con lo que casi todo el primer tramo me ha sido contrario. Pero regulando como he aprendido en estas galopadas, he conseguido mantener la media de la vez que hice solo la misma vuelta (sin bajar a la frontera). He parado a llenar el bidón en Garrovillas porque se me ha pasado llenarlo al salir, jaja.... Luego en Segura a hacer un par de fotos y la última en Ceclavín para comprar Aquarius y unos kit-kat. Material de primera jaja...
157 km contra los 145 de la vuelta "sencilla"y una ascensión acumulada de 2.009 metros positivos. La duración real ha sido de 5 horas 22 minutos y la media de 29,2 km/h. Entre la de hoy, el KOM de la subida Hinojal del jueves y la prueba de esfuerzo del miércoles (que respecto la de 2017 ratificó una excelente forma cardiológica y física) podemos concluir que ha sido una buena semana en lo deportivo. Mañana en familia a la feria del Queso de Trujillo. Me lo he ganado, no? 

Puente romano de Alcántara
Segura 
Algún día volvermos por aquí desde Monsanto


domingo, 25 de marzo de 2018

Inesperada y fantástica salida de tarde en grupo


Domingo por la tarde. No tengo muy buen cuerpo tras una molestia estomacal ayer tarde. Pero quedo con Juanjo y Cristina para dar una vueltita corta por los alrededores y enseñarles alguna pista que no han localizado veces anteriores. Aviso a José, a Antolín recién llegado y a Ernesto, así como a Diego que ha ha salido esta mañana solo.
Mira por dónde nos hemos juntado todos!! Diego ha ido por carretera a Santiago mientras nosotros lo hacíamos por las parcelarias. De ahí a las rampas del Almonte donde, prudentemente hemos hecho esperar a Cristina y Diego ha llegado hasta el último repecho. Las fotos nunca hacen justicia al enorme desnivel que salva la pista de servicio junto a la autovía, pero al que le quede duda, siempre puede venir a verlo in situ...
Una vez arriba junto a Imedexa, Cristina Diego y Juanjo han vuelto para Hinojal mientras el resto hemos vuelto a Santiago y por Camacho a la EX 390. Ibamos a meternos a la dehesa de Talaván por la pista que conocemos pero Ernesto nos ha mostrado otra muy próxima ya al cruce de Monroy con lo que le hemos acompañado un buen trecho. Aún así ha completado 72 km por 56 José Antolín y yo, que hemos aprovechado para disfrutar y fotografiar la bella dehesa verde y húmeda surcada por arroyos y cauces que han hecho las delicias de Antolín que no había visitado el pueblo en esta época.
Una tarde muy divertida surgida de la casualidad.
Gracias chic@s!!

jueves, 15 de marzo de 2018

Vuelta por Gata en coche a ver a Ignacio


El domingo en Acehúche,  coincidí en las duchas con Ignacio, un participante de Valverde del Fresno (comarca de sierra de Gata) que al parecer había olvidado llevar pantalón de repuesto para vestirse tras la marcha. Casualidades de la vida: yo había llevado un equipaje de Maestre de sobra y le ofrecí el culotte largo. Me lo agradeció de veras porque si no se habría tenido que enfundar el recién quitado lleno de barro y empapado como estaba. Se ofreció a enviármelo por transporte o correo en los días siguientes pero, se me ocurrió que podíamos ir nosotros a dar una vuelta de las que acostumbramos y recogerlo. Dicho y hecho. Hoy hemos pasado por allí y -más casualidades- el lugar donde hemos parado al llegar al pueblo, no sólo estaba junto a su casa sino que él mismo estaba a cinco metros recibiendo mi llamada... Si lo planeamos no sale mejor...
Nos ha enseñado su casa y el coqueto huerto con corral de gallinas incluido, así como el garage donde guarda las tres bicicletas (una 26 y la 29 de monte y una de carretera, así como dorsales y recuerdos de las múltiples marchas que ha realizado y un más que nutrido fondo de armario muy ordenado además (Tere ha tomado nota para recordármelo un día de éstos, jaja...). Nos ha obsequiado con una botella de licor de hierbas que él mismo elabora, así como una bolsa de naranjas (por el tamaño podrían ser sandías) unos pomelos y docena y media de huevos de los azules "sin colesterol". A continuación nos ha acompañado a visitar una bonita cascada bajo las piscinas naturales y también a la ¨Vielha Fábrica" un complejo de varios edificios acondicionados como alojamiento rural,  que antaño fuera almazara y anteriormente (hace unos 150 años) fábrica de mantas para el ejército. Un lugar sorprendente donde perviven los silos o depósitos numerados donde los lugareños dejaban sus aceitunas a la espera de ser molidas y transformadas en aceite. Es visible parte de la tolva y una gran chimenea que debía ser de la fábrica de mantas (según una de las empleadas pudo ser una fábrica de jabón).  El interior del edificio principal -restaurante, salón y zona de habitaciones- muestra las antiguas columnas de cantería que soportan la estructura de vigas y techo de madera vista. Hemos visitado una de las habitaciones con sala y baño en la planta baja y dormitorio en la superior, accesible por una amplia escalinata y visto a través de una balaustrada todo en madera estilo rústico. Apetece pasar una noche en semejante establecimiento. Quizá probemos.
En fin, una agradable experiencia y un nuevo amigo con el que estoy seguro haremos alguna de las nuestras, porque la zona es absolutamente encantadora y ofrece un sinfín de posibilidades.
No puedo por menos de agradecer a Ignacio su cordial bienvenida y su generosidad. Ya sabe que tiene unos amigos en Hinojal y en Bilbao. Un abrazo amigo!!

Recepción de la Velha Fábrica

domingo, 11 de marzo de 2018

IV Ruta BTT del Queso en Acehúche


Domingo 11 de marzo. 9:00 a.m. Juanjo y yo nos disponemos a tomar la salida en esta -para mí nueva- edición de esta ruta en la localidad ribereña del Tajo situada a escasos 40 km del pueblo. Tras casi dos semanas de intensas lluvias en toda Extremadura,se preveía una jornada con mucho barro y con amenaza de lluvia a partir de media mañana, junto a viento SW de más de 30 km/h. Las previsiones se han cumplido y desde los primeros metros hemos rodado sobre hierba, agua y barro que han castigado el avance y la mecánica de las bicicletas. La salida ha sido rapidita para una marcha "no competi" y con buena posición de partida he llegado al pantano sobre los 10 primeros. Una zona muy bonita y revirada entre retamas y peñas. Junto en un quiebro he rozado una pizarra que me ha causado una raja en el costado de la cubierta trasera y el líquido no ha podido sellar. Parada y a poner cubierta. Juanjo ha parado a ayudarme y en buena hora. No recuerdo nunca una dificultad similar para taponar una cubierta. Hemos estado más de 30 minutos en los que ha desfilado a nuestro lado la mayor parte de participantes.... Qué desesperación.!!! Finalmente hemos logrado resolverlo y retomado la marcha. Adelantando a mucha gente y pasando por barrizales, caudales fuera de madre, zonas técnicas, y alguna que otras pistas de gravilla compacta que dejaba rodar "de verdad". El avituallamiento estaba en el km 25 y hemos repuesto energía rápidamente para no quedarnos fríos (tiesos más bien) bajo el fuerte viento. Destacar una hermosa bajada al rivero del Tajo seguida de una no menos preciosa subida por campo casi abierto entre retamas. Los últimos 500 metros aun nos aguardaba una calleja inundada por el arroyo que nos corría en contra y tapaba huecos entre grandes cantos y nos ha exigido las últimas fuerzas y equilibrio. Ya entrando en las calles de Acehúche ha comenzado a llover fuerte pero no ha dado tiempo a mojarnos (menos mal).
Una ruta muy bonita y completa con tramos técnicos y revirados,  arroyos y riachuelos, atravesando dehesas y pastos y con desniveles manejables en todo momento. Con buen tiempo sería una delicia. Hoy se ha hecho muy muy pesada. Ibamos con la idea de hacer la ruta larga o maratón con 63 km pero nos ha parecido conveniente quedarnos en el pueblo y evitarnos el último bucle con dos descensos a los riveros y con el estado del terreno y habiendo comenzado una fuerte lluvia que ha provocado un más que apreciable descenso de la temperatura. Para terminar ducha de agua (fría por supuesto) degustación de queso y chorizo local y comida en el polideportivo a la que se han sumado Tere y Cristina llegadas de Hinojal poco después de nuestra llegada. Hacer fotos me ha resultado incómodo así que espero que la organización el club la pajara btt cuelgue alguna en días próximos.

Datos técnicos ruta corta: